El Viejo Mazatlán, orgullo de los mazatlecos

Descubre pasajes históricos que invita a los amantes de la historia a disfrutar la arquitectura colonial, poseedora de un singular toque tropical

El Viejo Mazatlán, orgullo de los mazatlecos
Old Town, foto por Shane Smith, CC BY-SA 3.0


Uno de los lugares que han conservado su esencia a pesar del paso del tiempo es el centro histórico de esta interesante ciudad turística costera, conocido también como El Viejo Mazatlán.

Sus construcciones con estilos que van del barroco al neoclásico proveen de un toque inigualable a este espacio. Es de destacar que, en general, este lugar se ha mantenido casi intacto ya que esta prohíbido la desaparición y reconstrucción de los edificios de cualquier índole, que se encuentren ubicados en este polígono de gran importancia urbana.

Centro histórico de Mazatlán, foto por Shane Smith, CC BY-SA 3.0

El intrincado diseño de sus callejones y estrechas callejuelas ofrece a los paseantes un recorrido por pasajes antiguos de la historia de Mazatlán. Es un espacio que se camina con tranquilidad, que invita a los amantes de la historia a disfrutar la arquitectura colonial, poseedora de un singular toque tropical. Los tonos pastel de algunos muros, las viejas casonas, los balcones rebosantes de flores, las ventanas desde donde se percibe la vida serena de los mazatlecos: estas son las joyas imperdibles que el Viejo Mazatlán regala.

Y solo por enumerar algunos de los lugares obligados para visitar, están: La Plazuela Machado -donde se ubica el teatro Ángela Peralta-; las casas de colores ubicadas en la calle Ángel Flores, la Plazuela República y la Catedral-Basílica (ubicada frente a esta misma Plazuela). Los restaurantes y bares nocturnos, la actividad en los espacios públicos -latente tanto de día como de noche-; todo esto y mucho más da fe del cariño y orgullo que los locales profesan por su centro histórico.

En tu próximo viaje a Mazatlán recuerda visitar este espacio que refleja la historia de este lugar y que permanece en el tiempo gracias al cuidado y cariño de los mazatlecos.

Comparte en tus Redes Sociales