Shinrin yoku - Baño de bosque en la CDMX

Técnica japonesa que puedes realizar para la relajación y felicidad

Shinrin yoku - Baño de bosque en la CDMX
Imagen: Max Ravier en Pexels


Shinrin yoku o baño forestal

El término "shinrin yoku" significa literalmente "absorber la atmósfera del bosque" y fue acuñado inicialmente por técnicos de la Agencia Forestal de Japón.

Consiste en pasear por el bosque, pero de una forma meditativa y muy especial. Se trata de absorber el bosque a través de los 5 sentidos.

"Se trata de tomarse el tiempo para notar lo que vemos, respirar profundamente, sentir el contacto con el aire, las texturas de las hojas, escuchar el viento entre los árboles, oír los pájaros", explica en entrevista para la BBC,  Amos Clifford, fundador de la Asociación de Terapias de la Naturaleza y el Bosque (Association of Nature and Forest Therapy), con sede en California, que promueve la práctica japonesa en Estados Unidos. 

El Shinrin-Yoku está inspirado en prácticas budistas y el sintoísmo, religión de Japón basada en la veneración de los espíritus de la naturaleza representados por objetos naturales, por ejemplo Amaterasu, o la diosa del Sol.

Para encontrar la razón por la que los baños de bosque tienen una gran función numerosos investigadores de diferentes partes del mundo se han dispuesto a descubrir sus secretos y tener una explicación científica.

Por ejemplo, la Universidad de Michigan descubrió que estas caminatas pueden tener un efecto reparador en la concentración. De acuerdo a las conclusiones, publicadas en Sage Journals, se determinó que la memoria a corto plazo mejora un 20% al dar paseos por el bosque. (BBC, 2017).

Por otro lado, la ansiedad se puede reducir ya que al mejorar la concentración se deja de pensar en los múltiples problemas mientras se camina por el bosque.

El contacto con la naturaleza disminuye además la actividad del córtex prefrontal, responsable de funciones cognitivas como planificar, y aumenta la actividad en otras áreas del cerebro vinculadas con la empatía y las emociones. Los baños forestales también aumentan el nivel de las llamadas células NK, sigla de natural killers o asesinas naturales, un tipo de glóbulo blanco que permite combatir enfermedades. (Miyazaki a Florence Williams, BBC).

Se estima que al menos dos millones y medio de japoneses participan cada año en sesiones de terapia de bosque, en las que son conducidos por guías o terapeutas forestales.

En una caminata de baño forestal el guía puede invitarnos a notar una flor o el aroma de un cedro. También a detenernos para tomar un té o recostarse en un tronco, cerrar los ojos y respirar profundo escuchando al bosque, o tocar la textura de la tierra y los troncos.

Antes y después del paseo meditativo los guías usan monitores para medir la presión arterial, de forma que los caminantes puedan constatar el impacto positivo en su salud del baño forestal.

Si no cuentas con un guía basta hacer la visita al bosque, con que el recorrido y la meditación en el bosque la  hagas con todos los sentidos, será igual de beneficioso.



Baño de bosque en la Ciudad de México

La Ciudad de México tiene una ventaja geográfica al estar rodeada de áreas verdes en varios puntos de la urbe. Por ejemplo, en el sur se puede encontrar el Parque Nacional Cumbres del Ajusco, con una extensa área de bosques de pino ideales para salir a caminar y reencontrarse.

Imagen: Alcaldia de Tlalpan. Cumbres del Ajusco, CDMX.

Otro es el Parque Ecológico de los Dinamos, cuenta con el único río que aún corre por la Ciudad de México, este parque es famoso por la increíble diversidad de flora que se encuentra por la zona. El parque es una franja ecoturística con bosques, cascadas y saltos de agua del río Magdalena, el último río de la Ciudad de México.

Imagen: CDMX Travel, Parque Ecológico de los Dinamos.

O bien, el Parque Nacional Desierto de los Leones, ubicado al suroeste de la ciudad, con una superficie total de mil 529 hectáreas, es un espacio natural, hábitat de cinco especies endémicas de mamíferos y 94 aves migratorias, por mencionar parte de su riqueza natural, Por eso este lugar permite que el baño de bosque y la meditación sea efectiva.

Imagen: SECTUR. Desierto de los Leones, CDMX.

Según estudios realizados por científicos japoneses, el impacto de los baños forestales en la salud es claro: bajan la presión arterial, fortalecen el sistema inmunológico, reducen las hormonas relacionadas al estrés y la incidencia de infartos.







FUENTE:

BBC Mundo. (2017). Qué es shinrin yoku, la práctica japonesa de los "baños forestales" que gana adeptos en el mundo. Noviembre 03, 2021, de BBC News Sitio web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-40608179

Sánchez, S. (Sin fecha). Baño de bosque: la técnica japonesa de relajación y felicidad y dónde practicarla cerca de CDMX. Noviembre 03, 2021, de American Health & Fitness Sitio web: https://americanhealthandfitness.com.mx/bano-de-bosque-tecnica-japonesa-shinrin-yoku/

Alcaldía Tlalpan 2020-2024. (Sin fecha). Parque Nacional Cumbres del Ajusco. Noviembre 03, 2021, de Gobierno de México Sitio web: https://www.tlalpan.cdmx.gob.mx/turismo_lugares/parque-nacional-cumbres-del-ajusco/

Alcaldía Magdalena Contreras. (Sin fecha). Los Dinamos. Noviembre 03, 2021, de Gobierno de México Sitio web: https://mcontreras.gob.mx/portfolio/los-dinamos/

Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. (2018). Desierto de los Leones. Noviembre 03, 2021, de Gobierno de México Sitio web: https://www.gob.mx/semarnat/articulos/desierto-de-los-leones