La ruta de la guerra de castas: Un pasaje único por la cultura maya

Quintana Roo te ofrece además de sol, arena y mar una fantástica ruta cultural que narra la guerra de castas en increíbles locaciones que no querrás dejar de visitar.

La ruta de la guerra de castas: Un pasaje único por la cultura maya
Imagen: Shutterstock, Tihosuco Quintana Roo


La riqueza cultural, geográfica e histórica de la Península de Yucatán ahora tembién puede ser apreciada desde otra perspectiva, estamos hablando de "La Ruta de la Guerra de Castas", en la cual conocerás desde su gastronomía hasta su arquitectura, sus tradiciones además de todo lo que forma parte de la cultura maya y que formó a la gente de está región.

Normalmente el viajero relaciona la Península de Yucatán con sólo playas paradisíacas, tortas de cochinita y espectaculares zonas arqueológicas, pero este destino es mucho más que eso, y si te das la oportunidad de conocerlo más a fondo te sorprenderá todo lo que esconde este destino y su cultura maya.

La Ruta Guerra de Castas ha captado la atención de turistas internacionales deseosos de conocer la cultura maya. La Guerra de Castas fue el histórico enfrentamiento entre mayas y criollos dio forma a esta ruta que nació con el objetivo de promover el legado y la historia maya de la zona.

La ruta inicia en el pueblo de Tihosuco, que fue declarado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) como Zona de Monumentos Históricos de México debido al valor histórico de 31 edificios de diversas manifestaciones arquitectónicas construidos entre los siglos XVII y XIX, como el Museo de la Guerra de Castas y la Biblioteca Pública.

Esta ruta abarca varios municipios, como: Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Tihosuco, Sacalaca, Tixcacal Guardia y Saba.  En estos sitios encontrarás varias iglesias coloniales, incluyendo Tepich y el Santuario de la Cruz Parlante, este es un centro ceremonial construido sobre un cenote en donde se conserva el sitio de culto de los mayas cruzoob, seguidores de la cruz, y que los integró para continuar la rebelión maya.

Además del turismo cultural, la idea es generar un turismo comunitario sostenible, la ruta es operada por cooperativas locales, permitiendo una derrama económica que beneficia en su totalidad a los habitantes de los poblados.


Imagen: Shutterstock, iglesia colonial en Tihosuco Quintana Roo

La Guerra Social Maya se llevó a cabo en 1847 y al término de la guerra, los nativos proclamaron su independencia y coronaron al cacique Cecilio Chi como su nuevo monarca. Esta guerra duró aproximadamente 54 años. En Tihosuco, ubicado en una ex hacienda que data del siglo XVIII, se encuentra el Museo dedicado exclusivamente a la Guerra de Castas  y podrás apreciar magníficas pinturas, armas utilizadas durante los acontecimientos históricos, documentos y piezas originales, así como exposiciones de música y danza, de medicina tradicional y de la cocina regional. Este museo se inauguró años después, el 24 de marzo de 1993.


Imagen: Facebook, Museo de la Guerra de Castas

En el pueblo también podrás visitar la Iglesia del Niño Dios, actualmente se encuentra parcialmente destruida. El techo tiene un gran orificio que ahora es un atractivo y forma parte de la historia. Podrás aprender a lado de locales en los talleres, la elaboración de artesanías textiles. Para finalizar la ruta visitarás algunos cenotes y cavernas poco exploradas por los viajeros y degustarás platillos típicos de la región para cerrar esta aventura con broche de oro. ¡Definitivamente una ruta que no te vas a querer perder en tu próximo viaje a Quintana Roo!

Fuente:
Ciencia y Desarrollo, Conacyt (2020), La Ruta de la Guerra de Castas: Turismo Sostenible, 11 de marzo 2022
Ciencia y Desarrollo Conayt sitio web:
https://www.cyd.conacyt.gob.mx/?p=articulo&id=336